El sujetador y nuestro pecho

Los ginecólogos siempre aconsejan elegir un buen sujetador para evitar cualquier dolor de espalda, hombros y dolores en los senos. Todas éstas molestias se pueden prevenir usando sujetadores adecuados.Y es que 7 de cada 10 mujeres no utilizan la talla y la copa correcta, y 5  de cada 10 consultas ginecológicas por dolor mamario están relacionados con el mal empleo del sujetador.

Para saber cuál es tu talla de sujetador sólo tienes que coger una cinta métrica y medir el contorno del torso por debajo del pecho y a la altura del pezón.

Talla

Dado que la talla de un sujetador se compone de número y letra, si nos referimos al contorno nos hemos de fijar en la parte del número

Copa

Sabemos que es la talla correcta cuando el pecho está en su totalidad dentro de la copa y el aro llega a la altura de la axila y no se clava en la mama.

La principal función del sujetador es sujetar y proteger. La glándula mamaria es un órgano que carece de músculos y que por tanto tiene escasos mecanismos de fijación. Va apoyada solamente en los músculos pectorales a través de unos ligamentos que no son muy potentes, que son los ligamentos de Cooper y es un tejido fibroso que necesita un agente externo como es el sujetador.

Con el tiempo estos ligamentos se rompen y la piel se va cayendo, sobre todo si no se usan estas prendas.

Un error común que se comete es utilizar un sujetador muy usado para practicar deporte ya que realmente éste ha dejado de cumplir su función, por lo que aconsejamos ir siempre a tiendas especialistas en donde le indicaran el modelo y la talla más adecuada.

Con nuestra experiencia de más de 35 años en corseteria, aconsejamos los siguientes modelos para practicar deporte:

No dudes en consultarnos a través del chat o por teléfono al 93 804 42 95.

Por favor, inicia sesión para comentar